La Historia se

escribe con obras

Central de beneficio de café Farallones

Antioquia, Antioquia, Colombia
1939
5
  • Área: 1800 m2
  • Año: 2015
  • Constructora: Cooperativa de Caficultores de Andes
  • Diseño arquitectónico: Camilo Restrepo
  • Propietario: Cooperativa de caficultores de Andes
  • Tipo de proyecto: Industrial
  • Estado de la obra: Terminada
  • Director de obra: Andrés Jaramillo
  • Localización: Antioquia, Antioquia, Colombia
Central de beneficio de café Farallones

Descripción del proyecto

La planta como tal busca facilitar el proceso del beneficio húmedo del café, reduciendo costos y el impacto ambiental y aumentando la calidad final del producto de cada caficultor de la región. El proyecto de la fachada busca evocar la tradición arquitectónica del suroeste antioqueño y convertirse en un referente mundial para este tipo de edificaciones. 


Busca convertirse en un referente estético y de funcionalidad productiva.

Contexto del proyecto

Ubicado en el cañón de la quebrada la Arboleda, en Farallones, una de las principales veredas cafeteras de Ciudad Bolívar, Antioquia, la central de beneficio de café Farallones permite que los caficultores de la zona lleven allí su café sin despulpar para ahorrarse el costoso proceso de beneficio en sus fincas, así como para lograr un importante ahorro de agua, reduciendo el costo ambiental genera el proceso en cada una de las fincas.


El beneficio es un proceso que tiene lugar tras cosechar el fruto de café y logra la transformación del mismo de café cereza a café pergamino seco, que es el que se somete a los procesos posteriores hasta poder entregar un producto con el cual preparar la bebida que muchos consumen.


El proceso del beneficio requiere una elevada inversión en tiempo y un alto costo ambiental. Uno de los aspectos más positivos de esta nueva central, que se podrá apreciar como valor social, es que al eliminar el proceso de beneficio en las fincas, es probable que en tiempo de cosecha los hijos de los caficultores no tengan que abandonar sus estudios para colaborar en la labor a sus padres.


Para la fachada de la central de beneficio Farallones, el arquitecto Camilo Restrepo diseñó una obra que buscaba plasmar la tradición arquitectónica del Suroeste antioqueño. Para esto creó una configuración compuesta por 1250 paneles de concreto pigmentado color terracota, que recuerda el color de la fruta recién cosechada. Estos paneles en conjunto suman alrededor de 1800 m2 y fueron ejecutados por la empresa Konkretus, y luego fueron instalados sobre una subestructura de correas metálicas en el sitio de la obra.


Para la producción se produjeron 54 moldes de fibra de vidrio, que permitían vaciar igual número de piezas cada dos días, en 12 tipologías diferentes, con el concreto que Argos entregaba premezclado desde la planta La Estrella, en baches de alrededor de 2.5 m3 por día, para un total de aproximadamente 90 m3 de concreto color terracota, reforzado con fibra y una con resistencia a 28 días de 5.000 psi. El reto importante desde la logística fue la baja cantidad de concreto que se entregaba en cada despacho, por lo que diseñó un proceso que aseguraba entregas en las primeras horas de la mañana y un mínimo tiempo de espera de la mixer en la planta de Konkretus. El proceso de vaciado de las placas, luego de la verificación de calidad y descarga del concreto tomaba entre 3 y 4 horas hasta el acabado final.


Otro reto importante fue el transporte de los paneles hasta el sitio de la obra, donde los úlitmos 7 km eran de carretera sin pavimentar, la vía que comunica a Bolombolo con Ciudad Bolivar, hasta la vereda Farallones, sitio de la obra. Se contó con la suerte de tiempo predominantemente seco, que mantuvo la carretera en buen estado y permitió que los paneles llegaran sin sufrir deterioro. Los paneles fueron adheridos a la estructura metálica de la central de beneficio con un adhesivo de altísima resistencia mecánica y química fabricado por 3M y con un sistema de 16 cordones fusibles, como medida preventiva ante el fallo del adhesivo.


Actualmente, el Beneficiadero Farallones busca convertirse en un referente estético y de funcionalidad productiva en el mundo del café, con un proyecto que no solo ayude a la comunidad caficultora de la región con mejor calidad del producto, mejores precios, ahorro de recursos e impacto ambiental positivo, sino que se convierta en un referente de la arquitectura industrial.